Sobre mí

Creo que hablar sobre uno mismo es complicado… no sé si sabría ser objetivo. Quizás una manera de resumir como soy, sería decir que soy sincero y honesto, o procuro serlo… y me explico… Creo en el cliente a largo plazo y no en el inmediato. Creo en el cliente que me va a recomendar porque se ha sentido cómodo conmigo y al cual, por supuesto, le he hecho un trabajo lo más profesional posible. Prefiero no contratar un trabajo antes que aprovecharme del cliente.

Una de las mayores satisfacciones que recibo cada día es cuando un cliente me vuelve a llamar para un trabajo o por que me va a poner en contacto con un posible nuevo cliente… un amigo suyo, un vecino, un conocido… esto me llena, soy feliz con estas cosas.

Otro de los placeres con los que disfruto es el trato con el cliente “de tú a tú”. No me importa “invertir” (‘y no pongo “perder”) tiempo en la relación y el trato con el cliente. Para mi es algo fundamental. Hago esto porque a mi me gusta que también me dediquen el tiempo necesario.

Y el súmmum de los placeres por supuesto es fotografiar… en esos momentos estoy como un niño con un caramelo… feliz!!! Casi me da igual lo que tenga que fotografiar… botellas, zapatos, comida, instalaciones, personas… da igual, todo tiene su parte bonita… el retoque en el ordenador, preparar los ficheros para los clientes… da igual la parte en la que esté… todo el proceso me gusta.

Mi deseo a partir de ahora es seguir disfrutando de mi trabajo y la fotografía el resto de mi vida. Mejorar día a día y no perder la pasión por ambas cosas.